Casa Modernista Plaça del Rei

Este inmueble fue hogar de anticuarios, maestros artesanos residentes en el barrio gótico desde el año 1700.

Los bisabuelos de la propiedad trabajaban para la catedral como tallistas ebanistas: el retablo de la entrada posterior de la catedral fue manufacturado por el bisabuelo mientras la bisabuela tejía casullas papales bordadas en oro.

El piso contiene todo su mobiliario modernista original ­- siendo uno de los escasos inmuebles burgueses que conserva el inconfundible estilo de la época­ – y está situado en un  lugar emblemático en el mismo centro del barrio gótico: la plaza del Rey (centro político del Medievo, año 1.230).